¿Qué es el diseño gráfico sostenible o ecodiseño?

¿Qué es el diseño gráfico sostenible o ecodiseño?

En pocas palabras, el diseño grafico sostenible, es el diseño gráfico que utiliza criterios de sostenibilidad y respeto al medioambiente para la toma de decisiones.

Es decir, el diseño gráfico sostenible o el ecodiseño no solo tiene en cuenta la comunicación del mensaje (la finalidad última del diseño gráfico convencional), sino que busca tener el menor impacto en el medioambiente.

Aunque hay que tener en cuenta que la sostenibilidad es más que el medioambiente.

Qué es la sostenibilidad

La definición más extendida dice que la sostenibilidad consiste en satisfacer las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer a las necesidades de las generaciones futuras, al mismo tiempo que se garantiza un equilibrio entre el crecimiento de la economía, el respeto al medioambiente y el bienestar social.

Por tanto, en el contexto en el que nos encontramos, el diseño gráfico también debe tener estas variables en cuenta a la hora de tomar decisiones: económico, social y medioambiental.

Cómo hacer más sostenible el diseño gráfico

Y pensarás: «Sí, pero cómo». Pues en muchas de las tomas de decisión que implican el diseño gráfico. Por ejemplo, cuando hablamos de un diseño que va a ser impreso (quizá esta es el área donde más se evidencia el diseño sostenible o el ecodiseño), podemos decidir directamente NO imprimirlo, porque quizá es un derroche de recursos (papel, tinta, agua, contaminación, transporte, etc.)  que no es realmente necesario.

Esta sería una decisión tomada en base a criterios de sostenibilidad. Pero quizá la impresión de esa pieza si es importante para la empresa, y por tanto, las decisiones que se pueden tomar sean otras, por ejemplo, hacerlo con un papel con certificación o con papel 100% reciclado, con tintas ecológicas… o quizá el formato que íbamos a imprimir no se adapta a los estándares de las resmas de papel de imprenta y por tanto estamos desperdiciando mucho papel, o quizá la masa de tinta es demasiado grande y pueda prescindirse de carga de tinta. Quizá la cantidad piezas que iban a ser impresas son demasiadas y podemos optimizar la tirada.

Puedes ver algunos de los proyectos en los que he trabajado aquí.

Ejemplo de decisiones de diseño que afectan a la sostenibilidad

Un proyecto «X» requiere de comunicación gráfica para darlo a conocer al mundo. Para ello se decide una estrategia típica y bastante genérica: divulgación online (redes sociales, web, publicidad…) y divulgación impresa (folletos, catálogo, tarjetas de visita, merchandising para regalar en una feria…).

Bien, tomando este caso como ejemplo, que seguro que se parece a la estrategia del 99% de las PYMES, vamos a desgranar decisiones que podrían tomarse pensando en el impacto ambiental que estas acciones van a implicar:

  • Divulgación online:

    • Se debería procurar que la web tenga el menor peso posible.
    • Utilizar colores oscuros que requieren de menos energía para ser visualizados.
    • Optimizar el volumen de publicaciones.
    • Optimizar el peso de los banners e imágenes que circulen por internet.
  • Divulgación offline:

    • El folleto y el catálogo podrían no imprimirse, y tenerlo optimizado alojado en internet, y ofrecerlo al público mediante un código QR.
    • El catálogo podría imprimirse con el menos número de hojas posibles, siempre en formatos stándart tipo DIN-A para el máximo aprovechamiento del papel, usando la menor cantidad de tinta posible, siendo estas siempre tintas ECO, con un encuadernado que facilite la separación al reciclar (encuadernación por grapas, hilos…), en un papel 100% reciclado y reciclable.
    • Las tarjetas de visita están cayendo en el desuso. La estrategia podría convenir no imprimirlas y optar por otras maneras de hacer llegar la información a los posibles clientes. Por ejemplo, llevar siempre un QR que contenga una vCard de manera que las personas lo escaneen y se les guarde el contacto directamente en su teléfono.
    • El merchandising, en lugar de regalar cosas que no estamos seguros si el usuario necesita, como bolsos «tote» (o talegas que decimos en Canarias), botellas de agua de acero, bolígrafos, etc. que todo ello generará un residuo cuando ya no vaya a ser utilizado más, podríamos recurrir a un lápiz plantable (tienen semillas en su interior), o unas semillas con nuestro logo que al plantarlo genere una planta, a veces comestible, y que por tanto implica un impacto positivo en el medioambiente.

Hay mil formas de mejorar el impacto que nuestras acciones tienen en el medioambiente, solo requiere un pensamiento crítico y específico, enfocado a la sostenibilidad.

El diseño gráfico digital también puede ser más sostenible

Esto son decisiones muy básicas pero importantes. Quizá podemos optar por un diseño digital. En este ámbito, el digital, también se pueden tomar decisiones que repercuten en la sostenibilidad de esa pieza, por ejemplo el peso de la imagen, si se trata de un archivo demasiado pesado, va a requerir muchos más recursos energéticos para disponer de él cada usuario que vaya a consumirlo.

También la forma o el lugar donde va a estar albergado, si requiere ser descargado cada vez que se quiera consumir dicha pieza, etc. Un sin fin de decisiones que implicarán mayor o menor impacto medioambiental.

Cualquier decisión en el diseño altera el impacto ambiental

Es ponerse muy finos, pero hasta la cantidad de color (más o menos luminosos) en una pieza gráfica digital afecta a la cantidad de energía que se precisa para ser visualizada. La realidad es que el ser humano, con su sola presencia genera un impacto en el medioambiente. Por eso creo que es importante las decisiones que tomamos todos, particulares y profesionales (de cualquier sector, personas que se dedican a la arquitectura, cocina, limpieza, hostelería, ingeniería, etc.), tengan en cuenta criterios de sostenibilidad, porque entre todos podemos hacer mucho por nuestro planeta. Ya sabemos que no tenemos un plan(eta) B…

Ecodiseño y el packaging

Más en profundidad, el ecodiseño es la rama del diseño que se dedica especialmente a hallar las óptimas soluciones más responsables con el medioambiente. En este sentido podemos encontrar el packaging como un buen ejemplo donde se puede aplicar el ecodiseño.

El packaging es el diseño de envases y embalajes de productos, una rama del diseño gráfico y que tiene un gran impacto en el medioambiente ya que los envases y embalajes suelen ser tradicionalmente elementos que se desechan, por tanto de un solo uso, y que además afecta directamente en las dimensiones que el producto final tiene, el peso, la seguridad de que no se estropee al llegar al consumidor final, etc.

ecodiseño grafico

La huella ambiental

Aquí hay gran margen en la toma de decisiones de ecodiseño. Los impactos que generamos sobre el medioambiente son muchos, y haré un post profundizando en este tema, pero a grandes rasgos podemos hablar de la cantidad de agua necesaria en la creación de las materias primas o de la contaminación que se genera en el proceso, el peso y el volumen afectan al transporte, tanto de materias primas como del producto final, el fin de vida de las piezas, si son reutilizables, reciclables, reparables, más o menos contaminantes, etc., el material de las piezas, la compatibilidad de materiales… En fin, es un tema súper amplio.

El ciclo de vida de un producto

El ecodiseño se encuentra en otras muchas otras ramas, en el diseño de producto, por ejemplo. Donde se diseñan productos que van a ser consumidos de manera que generen el menor impacto medioambiental, tanto en su fabricación, como en el uso del propio producto, como en su fin de vida.

Esto es lo que se llama el ciclo de vida de un producto. Y el ecodiseño se aplica a todas las etapas de este ciclo de vida. Aquí es donde se encuentra la famosa economía circular, una economía que busca generar el menor impacto, y que en lugar de generar recursos, generemos recursos (dicho muy rápido, hablaré de esto en otro post, que ya me estoy extendiendo mucho).

En definitiva, el diseño sostenible o ecodiseño trata de minimizar el impacto de nuestras acciones publicitarias, comerciales, empresariales en el medioambiente, y por tanto, creo que hoy en día es de vital importancia contar con profesionales que tengan la formación y experiencia necesaria para implementar estos criterios a la hora de trabajar.

¿Qué debe tener un diseño para ser sostenible?

Hablando de diseño en general, lo principal es tener en consideración siempre las variables ambientales antes de tomar cualquier decisión y valorar si el impacto que va a generar es evitable o no. Pero para ser más sostenible deberíamos de considerar las siguientes cuestiones:

  • ¿Es realmente útil la pieza que voy a crear? ¿Compensa el coste (ambiental) al beneficio que voy a obtener?
  • ¿Se ha tenido en cuenta el fin de vida de esa pieza (sea un producto, una pieza publicitaria, etc.)? La pieza no debería ser de un solo uso, sino que pueda usarse en más ocasiones. Debería poder repararse y al final de su vida útil, siempre debería poder reconvertirse en un nuevo recurso mediante el reciclaje o similar.
  • ¿Utiliza la pieza productos o materiales tóxicos?
  • ¿Se han optimizado los recursos utilizados?

Y yo que hago por la sostenibilidad

En mi caso, como diseñadora gráfica, cuando me contratan para crear cualquier pieza gráfica: un elemento publicitario, una pieza editorial, un embalaje para algún producto, etc. ofrezco soluciones a las necesidades que se me plantean con criterios de sostenibilidad.

Evidentemente, el cliente es el que decide finalmente qué medidas implementar, en base a su presupuesto y deseos propios, pero como profesional pongo en cuestión todas las decisiones y ofrezco numerosas opciones para mejorar el impacto que esa empresa vaya a crear al planeta.

Espero que haya sido de utilidad este post, ¡nos vemos en el siguiente!

Post by admin

Comments are closed.